¿Listo para aprender algo nuevo?

Aprende a tu ritmo con los cursos, talleres y seminarios de GigaUni. Recibe artículos interesantes y la agenda de cursos gratis.

Podríamos llegar a pensar que para fotografiar niños tan solo se necesita un poco de paciencia y listo, ya tendremos la foto perfecta. También podríamos seguir los  mismos pasos que utilizamos a la hora de fotografiar a un adulto, pero de seguro algo se nos escaparía. ¿Qué cosas debemos hacer cuando queremos fotografiar los más chiquitines? He aquí algunos importantes consejos.

1. Antes que nada debemos considerar el lugar donde vamos a trabajar la sesión de fotos.

Si nuestro modelo es algo inquieto lo ideal sería en algún lugar exterior, quizás un parque o la playa. Por lo que en  este caso las horas ideales serían las de por la mañana o la tarde. Así evitaremos los contrastes fuertes de luces y sombras, además de la acostumbrada fatiga de nuestro modelo por el exceso de calor.

Si el lugar escogido es en un estudio o el interior de la casa, siempre es bueno tener a la mano algunos juguetes u objetos que le sirvan al niño o niña de distracción.

five children smiling while doing peace hand sign

2. Dile a la persona encargada del pequeñín que lo vista con ropa cómoda, además de llevarle alguna otra ropa en caso de ser necesario que se cambie.

3. Si no conoces al niño y este es bastante grandecito, siempre es bueno antes de empezar con la sesión, entablar alguna conversación liviana con el mismo. Si es posible carga la cámara mientras lo haces, así se irá relacionando con lo que vendrá después.

4. Ya haciendo las fotos trata de hacer que se divierta de algún modo. Puedes hacer que su mamá o papá intervengan haciendo cosas que lo hagan reír.

5. Muy importante, estas trabajando con una personita en miniatura, así que debes bajarte a su altura. Aunque hay tomas desde arriba que se pueden ver muy bien, principalmente si el acercamiento es bastante cerrado, no debes olvidar este consejo.

6. Los niños se mueven muchísimo así que recuerda utilizar velocidades   rápidas para evitar las fotos movidas. Si es en exterior y el movimiento del modelo está a todo vapor, varias tomas en ráfaga harán que por lo menos alguna quede perfecta.

girl with paint of body

7. Los niños se cansan muy rápido cuando deben estar haciendo lo mismo por mucho tiempo. Trata de establecer sesiones cortas en lugar de una muy larga.

8. La luz natural es nuestra mejor aliada en este tipo de fotografía. Si es interior lo ideal sería hacer las fotos cerca de alguna ventana. Si hay algún sofá cerca, ya tienes el lugar perfecto.

9. Puedes asegurarte de hacer fotos divertidas y fuera de lo común, llevando tú mismo toda clase de disfraces y/o objetos relacionados, tales como sombreros, collares, estolas, etc.

10. Para terminar, trata de  mantener el buen humor y la calma, los niños son como sensores cuando de adivinar el mal humor se trata. Quizás recordarte  a ti mismo cuando tenías esa edad te ayude a comprender por qué puede llegar a ser tan difícil fotografiar a los más pequeñines.

Si tienes algún otro consejo, compártelo con nosotros. O que tal si nos  hablas de tu experiencia fotografiando niños.

    Regístrate aquí para recibir nuestro boletín semanal. También puedes seguirnos en FacebookTwitter o Instagram.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.